Homenaje

El Villarreal saltó al campo como si nada hubiera en juego. Los pupilos de Calleja, en la primera parte, fueron meros espectadores de una película que al cuarto de hora ya no tenía emoción. El Submarino, que empezó frío y apagado, fue un reflejo del ambiente que se respiraba en el Camp Nou. Tras el 3-0 del primer acto, fue imposible remontar (5-1). El Villarreal todavía no tiene asegurado un puesto en la fase de grupos de la Europa League.
Los castellonenses recibieron al club local con el respetuoso pasillo de honor al campeón. Bonito detalle del Submarino, como el homenaje que brindó Mario Gaspar a Iniesta en el sorteo de campo, entregando un obsequio por la trayectoria del manchego. A partir de aquí, empezó a rodar el balón. El Villarreal salió con un once similar al del derbi frente al Valencia CF. Únicamente Jaume Costa por Rukavina y Fornals en lugar de Raba fueron las modificaciones de Calleja.
El Villarreal, ausente en la primera parte
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Con los primeros 45 minutos el partido quedó visto para sentencia. Todavía no se había acercado el Submarino a las inmediaciones de Cillessen cuando Cotuinho aprovechó un mal rechace de Asenjo para abrir el marcador a los 10 minutos (1-0).Tras el varapalo inicial, pudo empatar Fornals con un buen zurdazo pero lo evitó el portero holandés. Del posible 1-1 al 2-0. Después de una larga combinación, Paulinho remató a la red sin oposición un pase de Digneque se encontraba adelantado cuando recibió de Iniesta (2-0). El gol no debió subir al marcador.
La primera parte no tuvo más historia hasta el último minuto de juego. Cumplido el 45, Messi e Iniesta trenzaron una pared que finalizó el argentino con un toque sutil ante Asenjo (3-0). Esta vez, poco pudo hacer el palentino. Con tres goles de desventaja para los amarillos llegó el pitido final del primer acto.
La imagen del Villarreal mejoró en el segundo tiempo
Calleja movió el banquillo tras el descanso. El madrileño dio entrada al italiano Sansone en detrimento de un Cheryshev desacertado en el primer acto. El guión esta vez fue opuesto al que se vio al inicio del encuentro y el Villarreal logró batir a Cillessen a los diez minutos de la reanudación.La fortuna le sonrió al Submarino que recortó distancias gracias a un disparo de Fornals que rebotó en Sansone y se desvió lejos del alcance del meta del FC Barcelona (3-1).
Tras el gol, se creció el Villarreal que inquietó a la defensa culé con varios disparos de Sansone, alguna internada de Castillejo y un cabezazo de Rodri en un córner que estuvo a punto de significar el segunda gol groguet.Sin embargo, el marcador no se movería hasta los instantes finales. Los cambios de Calleja, entró Fuego por Trigueros y Ünal por Bacca, no mejoraron al Submarino que se fue apagando con el paso de los minutos.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
En los último minutos, Dembélé lograría un doblete que cerraría el encuentro. El primero llegó después de una jugada individual de Rakitic (4-1) y en el descuento el ex del Borussia Dormuntd finalizó una contra con un toque sutil por encima de Asenjo.(5-1).
El Villarreal no hizo un buen partido en Barcelona. Jugó como si tuviera los deberes hechos, pero el Getafe continúa a cinco puntos y una victoria del Sevilla contra el Real Madridapretaría la lucha por las plazas europeas. Los castellonenses tienen dos jornadas para lograr el pase matemático a la Europa League.