Para cerrar la temporada

Alavés y Athletic se enfrentan en Mendizorroza en el último derbi vasco de esta temporada. En juego está poco más que quedar el uno por encima del otro, ya que a esta penúltima jornada liguera han llegado los dos sin opciones de descender, pero tampoco pueden alcanzar los puestos de la Europa League.
En el Alavés, llegan con gran confianza al partido tras un magnífico 0-3 la semana pasada contra el Málaga. Los babazorros quieren despedirse de Mendizorroza ganando en casa a su rival geográfico al que adelantaría en la tabla de clasificación. El Alavés viene en una buena temporada y muestra de ellos son las dos renovaciones que se han realizado a lo largo de esta semana: la del entrenador Abelardo y la del capitán Manu García.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Por su parte, el Athletic a estas alturas de la competición no ha cumplido con las expectativas que normalmente suele lograr en las últimas temporadas, es decir, llegar a jugar en Europa. La temporada para los bilbaínos ha tenido menos pros que contras, por esta razón Zigandaanunció ayer que no seguirá al frente del banquillo de San Mamés la próxima temporada. No obstante, vienen de ganar a nada más y nada menos que el Betis que se ha convertido en el mejor equipo durante este segundo tramo de la temporada.
Abelardo no podrá contar con Sivera, Vigaray y Duarte por lesión, mientras que son duda Medrán y Hernán Pérez.
En el Athletic La única baja asegurada es la de Raúl García por problemas cardíacos, mientras que son duda Lekue y Balenziaga.
En los últimos cinco enfrentamientos entre los dos equipos se resuelven en dos victorias a favor de los blanquiazules, un empate y una victoria del Athletic
En conclusión, bonito partido en Mendizorroza para cerrar la temporada como local del Alavés en la que lo único que hay en juego es quien de los dos queda por delante del otro al finalizar la presente temporada.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
El Alavés demostró que la gran segunda vuelta que lleva no es casualidad.Sin hacer un gran partido se llevó con claridad el derbi vasco ante el Athletic sabiendo aprovechar sus oportunidades. Algo nada fácil en el fútbol actual. Es un equipo que cree en su entrenador, todo lo contrario que su rival con Ziganda, y eso se nota en el campo. Y que conste que el de Mendizorroza no ha sido uno de los peores partidos del Athletic como visitante en esta Liga.
En este último derbi vasco de LaLiga al Alavés le acompañó algo la suerte ya que el 1-0 fue un gol de los llamados psicológicos. Y no sólo porque fuera al borde del descanso. El gol fue más demérito de Kepa que mérito de un Guidetti que ni se enteró casi de que había marcado. Pero la suerte hay que buscarla y Guidetti fue a presionar un balón imposible que acabó en las redes al no intuir la presencia del sueco el meta de Ondárroa. Lo que era un pase al central rebotó en la pierna de Guidetti y entró. Minuto 42.